viernes, 2 de diciembre de 2016

Convivir con la ansiedad

Escena de la vida cotidiana: amanece un día de semana cualquiera en la ciudad y en algún lugar suena el despertador. Una persona se estira en la cama, intenta apagarlo, mira la hora y piensa: "Uy, ya debería estar en la ducha. ¡Qué mal que dormí! No pude dejar de pensar en el problema del trabajo. Encima me duele el cuello. Tendría que ir al kinesiólogo, pero nunca tengo tiempo para nada. Además, recién los chicos empezaron la escuela y tengo que estarles atrás. Tendría que salir ahora mismo para el trabajo, porque ya volvió todo el mundo de vacaciones y el tránsito es un caos. Se me cierra la garganta y me duele el pecho. Ya quiero que sean las diez de la noche de una vez. El despertador sigue sonando y por fin logra callarlo. Con mucho esfuerzo, corre la sábana y se pone de pie.
Los cambios en los estilos de vida impuestos por el devenir social hacen que cualquiera de nosotros, con los más y los menos, podamos ser esta persona: responsabilidades, obligaciones, estrés, ruido, apuro, etcétera nos atrapan y casi no dejan tiempo para el placer y el ocio que hacen la vida un poco más apacible.
Muchos sienten que determinadas sensaciones se instalan y se vuelve una fatalidad convivir con ellas. Preocuparse demasiado por las cosas (no poder dejar de pensar en un problema, aunque a todas luces no es tan importante), dificultades de concentración, una sensación en el pecho en forma permanente, temor a perder el control, miedo a morir o pensamientos negativos sobre uno mismo son algunos de los síntomas cognitivos que podemos identificar ligados a la "ansiedad". Lo que trae, a su vez, dolores de cabeza, respiración agitada, molestias en el estómago, tensión muscular, palpitaciones, sudoración, temblores, taquicardias o mareos que interfieren en nuestro bienestar.
"Pero, ¿qué es la ansiedad de la que todo el mundo habla? Es la más común de las emociones básicas del ser humano"

Compartilo
Pero, ¿qué es la ansiedad de la que todo el mundo habla? Es la más común de las emociones básicas del ser humano. Es un fenómeno que se da en todas las personas, que bajo condiciones normales mejora el rendimiento y la adaptación al medio social o laboral, ya que nos moviliza ante situaciones amenazantes y preocupantes para que podamos afrontarlas adecuadamente. Se trata de una respuesta de nuestro organismo ante algo que percibimos como peligroso. Por eso actúa como nuestro sistema de alarma cuya función es detectar rápidamente una amenaza y prepararnos para hacerle frente. Por ejemplo, nos ayuda a escapar si se presenta alguna situación que nos ponga en peligro o a estudiar cuando estamos por dar un examen.
Sin embargo, cuando sobrepasa determinados límites, la ansiedad deja de ser adaptativa y se convierte en un problema de salud que impide el bienestar e interfiere en nuestras actividades sociales, laborales o intelectuales. Estar nervioso -o ansioso- ante situaciones de tensión como exámenes, ir al médico o conocer los resultados de una entrevista laboral es un mecanismo normal que tiene nuestra mente para prepararnos frente a lo desconocido. Pero, en ciertas circunstancias, la ansiedad, la preocupación o el miedo se presentan sin que exista una causa que lo justifique. La Ansiedad Generalizada, el Trastorno de Pánico y la Fobia Social son ejemplos muy frecuentes de trastornos ansiosos.
En algunos casos las personas presentan una intensidad de la respuesta de ansiedad que comienza a ser incómoda, llegando incluso a ser vivida como algo peligroso en sí mismo. En otros casos aparecen, en repetidas ocasiones, síntomas de ansiedad sin ninguna situación ni estímulo claro que los desencadenen y nuestro sistema de alarma se activa fácilmente y no diferencia cuando estamos en peligro y cuando no.
Los problemas de ansiedad son varios, pero la preocupación excesiva e incontrolable es la característica fundamental del Trastorno de Ansiedad Generalizada. En estos casos la persona se preocupa excesivamente por numerosas cuestiones de su vida cotidiana, lo que la hace permanecer en un estado de tensión permanente. Esta tensión sostenida está asociada especialmente a contracturas, dolores de cabeza, dolores físicos, mayor irritabilidad y problemas para dormir. Los dolores más frecuentes asociados con este problema son el de cuello, hombros, de espalda y de pecho.
Si tiene síntomas de crisis de pánico, el dolor de pecho puede asociarse a palpitaciones, dolor en las extremidades, sensación de entumecimiento del brazo izquierdo, calambres, mareos, etcétera. De repente pueden sentir que se van a morir, tienen sudoración en las manos, les falta el aire, se les nubla la vista, les zumban los oídos. Muchas personas terminan en la guardia del hospital porque creen que tendrán un problema cardíaco y, al revisarlos, les informan que no tienen nada (esto a veces les provoca mayor incertidumbre y nervios, porque siguen creyendo que "tienen algo" que aún no le encontraron). El dolor de estómago también es de los más característicos y se debe a que nuestro cerebro prepara al organismo para dirigir la energía a aquellas partes del cuerpo imprescindibles para luchar y/o huir de algún peligro, afectando así al proceso digestivo.
Según diferentes estudios se calcula que un poco más del 20% de la población padece -o padecerá- problemas relacionados con la ansiedad con una importancia suficiente como para requerir tratamiento. Algunos de estos trastornos empiezan tempranamente, como las Fobias y el Trastorno Obsesivo Compulsivo o la Ansiedad Social. Normalmente, cuando una persona con trastornos de ansiedad busca tratamiento es porque lo ha sufrido por más de una década. La mejoría espontánea (sin consulta ni tratamiento profesional), si bien es posible, es improbable.
"Ya se me va a pasar"o "Con voluntad y tranquilidad pasa" son pensamientos frecuentes que tienen ante dicho trastorno. Querer que los síntomas desaparezcan no es suficiente. Pedir ayuda es una excelente opción para combatirla y poder vivir mejor. Hoy existen tratamientos eficaces para mejorar la calidad de vida de hombres y mujeres que sufren de ansiedad patológica. Se aconseja en muchos casos que su tratamiento esté acompañado de la adquisición de hábitos saludables, como el ejercicio aeróbico regular, que colaboren con el bienestar.
La escena de la vida cotidiana del comienzo sigue así: la persona por fin se duchó y, mientras repasa las novedades en su computadora, lee esta nota. Lo que transcurre después depende de cómo la vayamos viviendo.

Palabras para "Martín Masau"

Martín querido:
Cuántas travesuras compartidas. Cuántas charlas hasta alta hora de una jornada. Algunas para afianzar la disciplina, otras para escuchar de las chicas, otras de la vida misma.
Ya sos un hombre y tenes unos bellos hijos con quienes, de alguna u otra manera vivirás momentos parecidos.
Pasaste gran parte de tu adolescencia , muy cerca de mis hijos y me conociste firme en mis convicciones. Como conociste mi dolor único y mi orgullo por mi hijo que a la brevedad será papá.
El regalo que la vida me brinda.
Mi" nieta" que me permitirá renacer de alguna manera.
Ya estoy disfrutando el hecho.
Quiero "agradecerte" me tengas siempre presente. Tus palabras de afecto, tu buena memoria, la que te retrotrae a la ternura, a distintas secuencias vividas.
Cuando uno ya pertenece a la tercera edad, nos es muy grato saber que en algún momento uno construyó un puente indestructible. De alma a alma.
Y cada aparición tuya, es una caricia. Como cada mensaje, como las mismas sonrisas las miradas pícaras que tanto te identifican.
El sentimiento cuando es sincero, deja huellas y permite ser incrementado con el paso de los años.
Fue muy lindo tenerte entre nosotros, en casa, hasta que tomaste vuelo. Pero mucho mas grato, me resulta verte "vivir" con responsabilidad, con alegría, aunque te mire o te encuentre en la cola de un banco, con portafolio, ya adulto y te acerques a abrazarme como cuando llegabas o te ibas.
Aunque es mucho mas importante, tenerte en mi lado izquierdo.
Te quiero
Hasta cualquier momento.
Tu amiga

martes, 29 de noviembre de 2016

- Que me palpen de armas -



Creo en el amor como en la experiencia más maravillosa de la existencia y como generador de toda clase de alegría; y en el amor correspondido como en la felicidad misma. Pero no fui educado para él, ni para la felicidad, ni para el placer. Porque fui advertido malamente contra la entrega y el gozoso abandono que supone.
Cada día, entonces, todavía, es una ardua conquista, una transgresión, una desobediencia debida a mí mismo, una porfía. La laboriosa tarea de desaprender lo aprendido, el desacato a aquel mandato primario y fatal, aquel dictamen según el cual se gana o se pierde, se ama o se es amado, se mata o se muere.
La vida, por lo tanto, no me ha endurecido. Ese sea tal vez mi mayor logro. Que me palpen de armas. Dejo a un lado, si es que alguna tuve o me queda, toda arma que sirva para volverse temible, para someter, para acumular, para ser poderoso, para triunfar en un mundo de mano armada en el que la felicidad se compra con tarjeta de crédito.
No quiero que la lucidez me cueste la alegría ni que la alegría suponga la negación o la ceguera. Pero no me es fácil. Me cuesta vivir a contratiempo, con la sensación de ser testigo de un desatino histórico gigantesco, de un extravío descomunal, tan irracional, absurdo o desolador como la bomba de neutrones. No entiendo al mundo. Me parece, como dice Serrat, que ha caído en manos de unos locos con carnet. Me siento ajeno a la debacle pero en medio de ella.
Mi vida es apenas un instante en el océano del tiempo y es como si quisiera que ese instante fuera sereno y hondo en medio de una ensordecedora discoteca o de un holocausto definitivo siempre a punto de estallar. Me desazona la banalización de la vida, la ostentación, la deshumanización salvaje de los poderosos, la aceptación y el elogio del "sálvese quien pueda", la práctica y la prédica del desamor y de la histeria. Me descorazona la idiotez colectiva, la idealización de lo superfluo, el asesinato de la inocencia, el descuido suicida de lo poco que merecería nuestro mayor esmero, el desconocimiento o el olvido de nuestra propia condición.
Me conmovió no hace mucho que el cosmólogo Sagan, en un artículo extenso, escrito como desde un punto perdido en el infinito del espacio, desde el cual el mundo se observa como una bolita cachuza, terminara diciéndonos: "besen a sus hijos". Escuchemos a esos hombres; sigámoslos, leamos a los poetas; no permitamos que el misterio de la existencia deje de estremecernos cada día, porque es el costo más alto que podemos pagar por nuestra necedad y nuestra omnipotencia.
La vida de un árbol merece nuestra devoción y nuestro más grande regocijo. Al amparo gozoso de su sombra, acariciados por la tibieza de la luz del sol y abrumados por el sonido mágico e irrepetible de su follaje mecido por la mano invisible del viento, estaremos a salvo de la alienación y de la orfandad; siempre y cuando seamos capaces de apreciar esa gloria, mientras nos sea posible, y de reconocer en ella nuestra mayor riqueza.
Que la muerte no nos hiera en vida, que la ferocidad no nos pueda el alma, que nada troque nuestra dicha de estar despiertos, que una caricia nos atraviese como una flecha jubilosa y radiante. Besemos a los que amamos, amémosnos.

Óscar Martínez

domingo, 27 de noviembre de 2016

Fidel y García Márquez

Gabriel García Márquez fue amigo de Fidel Castro. Esta relación fue criticada, pero Gabo no la ocultó.
A propósito de la muerte del líder cubano, recordamos el texto de Gabo que Granma publicó en 2009.

El Fidel Castro que yo conozco

Su devoción por la palabra. Su poder de seducción. Va a buscar los problemas donde estén. Los ímpetus de la inspiración son propios de su estilo. Los libros reflejan muy bien la amplitud de sus gustos. Dejó de fumar para tener la autoridad moral para combatir el tabaquismo. Le gusta preparar las recetas de cocina con una especie de fervor científico. Se mantiene en excelentes condiciones físicas con varias horas de gimnasia diaria y de natación frecuente. Paciencia invencible. Disciplina férrea. La fuerza de la imaginación lo arrastra a los imprevistos. Tan importante como aprender a trabajar es aprender a descansar.
Fatigado de conversar, descansa conversando. Escribe bien y le gusta hacerlo. El mayor estímulo de su vida es la emoción al riesgo. La tribuna de improvisador parece ser su medio ecológico perfecto. Empieza siempre con voz casi inaudible, con un rumbo incierto, pero aprovecha cualquier destello para ir ganando terreno, palmo a palmo, hasta que da una especie de gran zarpazo y se apodera de la audiencia. Es la inspiración: el estado de gracia irresistible y deslumbrante, que sólo niegan quienes no han tenido la gloria de vivirlo. Es el antidogmático por excelencia.
José Martí es su autor de cabecera y ha tenido el talento de incorporar su ideario al torrente sanguíneo de una revolución marxista. La esencia de su propio pensamiento podría estar en la certidumbre de que hacer trabajo de masas es fundamentalmente ocuparse de los individuos.
fidel-castro-y-garcia-marquez
Esto podría explicar su confianza absoluta en el contacto directo. Tiene un idioma para cada ocasión y un modo distinto de persuasión según los distintos interlocutores. Sabe situarse en el nivel de cada uno y dispone de una información vasta y variada que le permite moverse con facilidad en cualquier medio. Una cosa se sabe con seguridad: esté donde esté, como esté y con quien esté, Fidel Castro está allí para ganar. Su actitud ante la derrota, aun en los actos mínimos de la vida cotidiana, parece obedecer a una lógica privada: ni siquiera la admite, y no tiene un minuto de sosiego mientras no logra invertir los términos y convertirla en victoria. Nadie puede ser más obsesivo que él cuando se ha propuesto llegar a fondo a cualquier cosa. No hay un proyecto colosal o milimétrico, en el que no se empeñe con una pasión encarnizada. Y en especial si tiene que enfrentarse a la adversidad. Nunca como entonces parece de mejor talante, de mejor humor. Alguien que cree conocerlo bien le dijo: Las cosas deben andar muy mal, porque usted está rozagante.
fc-gm1
Las reiteraciones son uno de sus modos de trabajar. Ej.: El tema de la deuda externa de América Latina, había aparecido por primera vez en sus conversaciones desde hacía unos dos años, y había ido evolucionando, ramificándose, profundizándose. Lo primero que dijo, como una simple conclusión aritmética, era que la deuda era impagable. Después aparecieron los hallazgos escalonados: Las repercusiones de la deuda en la economía de los países, su impacto político y social, su influencia decisiva en las relaciones internacionales, su importancia providencial para una política unitaria de América Latina… hasta lograr una visión totalizadora, la que expuso en una reunión internacional convocada al efecto y que el tiempo se ha encargado de demostrar.
Su más rara virtud de político es esa facultad de vislumbrar la evolución de un hecho hasta sus consecuencias remotas… pero esa facultad no la ejerce por iluminación, sino como resultado de un raciocinio arduo y tenaz. Su auxiliar supremo es la memoria y la usa hasta el abuso para sustentar discursos o charlas privadas con raciocinios abrumadores y operaciones aritméticas de una rapidez increíble.
Requiere el auxilio de una información incesante, bien masticada y digerida. Su tarea de acumulación informativa principia desde que despierta. Desayuna con no menos de 200 páginas de noticias del mundo entero. Durante el día le hacen llegar informaciones urgentes donde esté, calcula que cada día tiene que leer unos 50 documentos, a eso hay que agregar los informes de los servicios oficiales y de sus visitantes y todo cuanto pueda interesar a su curiosidad infinita.
Las respuestas tienen que ser exactas, pues es capaz de descubrir la mínima contradicción de una frase casual. Otra fuente de vital información son los libros. Es un lector voraz. Nadie se explica cómo le alcanza el tiempo ni de qué método se sirve para leer tanto y con tanta rapidez, aunque él insiste en que no tiene ninguno en especial. Muchas veces se ha llevado un libro en la madrugada y a la mañana siguiente lo comenta. Lee el inglés pero no lo habla. Prefiere leer en castellano y a cualquier hora está dispuesto a leer un papel con letra que le caiga en las manos. Es lector habitual de temas económicos e históricos. Es un buen lector de literatura y la sigue con atención.
Tiene la costumbre de los interrogatorios rápidos. Preguntas sucesivas que él hace en ráfagas instantáneas hasta descubrir el por qué del por qué del por qué final. Cuando un visitante de América Latina le dio un dato apresurado sobre el consumo de arroz de sus compatriotas, él hizo sus cálculos mentales y dijo: Qué raro, que cada uno se come cuatro libras de arroz al día. Su táctica maestra es preguntar sobre cosas que sabe, para confirmar sus datos. Y en algunos casos para medir el calibre de su interlocutor, y tratarlo en consecuencia.
No pierde ocasión de informarse. Durante la guerra de Angola describió una batalla con tal minuciosidad en una recepción oficial, que costó trabajo convencer a un diplomático europeo de que Fidel Castro no había participado en ella. El relato que hizo de la captura y asesinato del Che, el que hizo del asalto de la Moneda y de la muerte de Salvador Allende o el que hizo de los estragos del ciclón Flora, eran grandes reportajes hablados.
Su visión de América Latina en el porvenir, es la misma de Bolívar y Martí, una comunidad integral y autónoma, capaz de mover el destino del mundo. El país del cual sabe más después de Cuba, es Estados Unidos. Conoce a fondo la índole de su gente, sus estructuras de poder, las segundas intenciones de sus gobiernos, y esto le ha ayudado a sortear la tormenta incesante del bloqueo.
En una entrevista de varias horas, se detiene en cada tema, se aventura por sus vericuetos menos pensados sin descuidar jamás la precisión, consciente de que una sola palabra mal usada puede causar estragos irreparables. Jamás ha rehusado contestar ninguna pregunta, por provocadora que sea, ni ha perdido nunca la paciencia. Sobre los que le escamotean la verdad por no causarle más preocupaciones de las que tiene: El lo sabe. A un funcionario que lo hizo le dijo: Me ocultan verdades por no inquietarme, pero cuando por fin las descubra me moriré por la impresión de enfrentarme a tantas verdades que han dejado de decirme. Las más graves, sin embargo, son las verdades que se le ocultan para encubrir deficiencias, pues al lado de los enormes logros que sustentan la Revolución los logros políticos, científicos, deportivos, culturales, hay una incompetencia burocrática colosal que afecta a casi todos los órdenes de la vida diaria, y en especial a la felicidad doméstica.
Cuando habla con la gente de la calle, la conversación recobra la expresividad y la franqueza cruda de los afectos reales. Lo llaman: Fidel. Lo rodean sin riesgos, lo tutean, le discuten, lo contradicen, le reclaman, con un canal de transmisión inmediata por donde circula la verdad a borbotones. Es entonces que se descubre al ser humano insólito, que el resplandor de su propia imagen no deja ver. Este es el Fidel Castro que creo conocer: Un hombre de costumbres austeras e ilusiones insaciables, con una educación formal a la antigua, de palabras cautelosas y modales tenues e incapaz de concebir ninguna idea que no sea descomunal.
Sueña con que sus científicos encuentren la medicina final contra el cáncer y ha creado una política exterior de potencia mundial, en una isla 84 veces más pequeña que su enemigo principal. Tiene la convicción de que el logro mayor del ser humano es la buena formación de su conciencia y que los estímulos morales, más que los materiales, son capaces de cambiar el mundo y empujar la historia.
Lo he oído en sus escasas horas de añoranza a la vida, evocar las cosas que hubiera podido hacer de otro modo para ganarle más tiempo a la vida. Al verlo muy abrumado por el peso de tantos destinos ajenos, le pregunté qué era lo que más quisiera hacer en este mundo, y me contestó de inmediato: pararme en una esquina.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Diego Valente

No llores por tu llanto
No evites lo inevitable
No luches en contra de quienes declaran la lucha
No insensibilices tu sensibilidad.
No pidas. Mejor ofrece
No intentes conseguir. Simplemente se
No presiones. Suelta, fluye, descansa
No temas. Solo ama.
Ama con el corazón, no con la mente
La mente no puede ni sabe amar de verdad
Ama a partir de los dictámenes del alma y deja que su estado de paz le sea transmitido a tu cuerpo.
Se consciente de este hermoso cambio de energía.
Expresa el maravilloso milagro que significa amar de este modo.
Compártelo, entrégalo, haz que el resto pueda, no solo verlo, sino sentirlo.
Lleva su potencia inigualable dondequiera que vayas.
Inspira y expira este amor. Agradece a la vida tantas veces como sean necesarias.
Sin forzar nada en absoluto, te encontrarás iluminando el mundo de quienes más lo necesitan... y el tuyo propiamente.
Ya no evites el milagro...
Ama, y acepta el hecho de ser amado.
Juega. Prueba. Anímate.

domingo, 13 de noviembre de 2016

-Ale Barajas Cartas sin destino.

Ha llegado el día en que debo dejarte partir y no es fácil, te he amado lo suficiente como para confundir tu vida con mi vida y no recordar a quién de los dos le gustaba el café.
No sé cómo dejarte ir, como despedirme de cada una de las sonrisas que hiciste que despertaran en mí, no sé como olvidar las ilusiones, los buenos momentos y los te quiero que fuiste tejiendo en mi corazón.
Estoy aquí con todo este amor que te pertenece, parada en el marco de la puerta que te dio la bienvenida y hoy te despide, y no, no es fácil aceptar el hecho de saber que no estás.
He vuelto al camino donde el silencio y la soledad me comprenden, donde ellas se vuelven el centro de mi existencia encaminándome al sendero del olvido, en el cuál viví por tantos años.
Ya no veré tus ojos, ni sentiré tus manos, por primera vez después de tanto tiempo siento este dolor que hace llorar a mi alma. La vida es tan corta la felicidad es tan fugaz, he visto tantos amigos llegar a mi vida irse, y hoy es el tiempo que partas tú.
Te vas dejándome el alma llena de besos y de ternura, dime a dónde debo de ir. En la alcoba te esperan todas esas cosas con las que me hacías reír. He rezado al cielo por abrir esta puerta y verte una vez más, pero no estás.
No sé cómo dejarte ir, no sé como despedirme de todo este cariño que despertaste en mí y me mantiene viva. No sé cómo decirte adiós sin que me duela.
-Ale Barajas
Cartas sin destino.

martes, 8 de noviembre de 2016

Qué es el Co-housing:

Qué es el Co-housing: Casas para envejecer con los amigos

Desde hace unos años en España y en Estados Unidos han surgido pueblos donde los adultos mayores poseen sus viviendas individuales pero comparten servicios comunes y actividades recreativas y sociales.

589K
Por Clarin.com

La mayoría de las personas fantasea, en algún momento de la vida, con vivir cerca de los amigos. El sueño de la juventud ahora es posible pero en la adultez. Desde hace unos años en España y en Estados Unidos, entre otros países, ha surgido un nuevo sistema de casas colaborativas conocidas como Co-housing.

Se trata de un pueblo o comunidad formada por viviendas individuales pero donde las personas comparten servicios comunes, actividades sociales y recreativas, comedores y, fundamentalmente, disfrutan de la vida con amigos o con sus pares. Esto surge como consecuencia del crecimiento de la expectativa de vida y, además, ante el elevado índice de personas mayores que viven solas.
cohousing-4_opt(800x600)
Esta tendencia también se observa en personas más jóvenes. Un claro ejemplo se observa en Estados Unidos, en las afueras de Austin, Texas, donde cuatro parejas amigas durante 20 años construyeron sus casas frente a río del Llano para vivir cerca y compartir momentos juntos.
Lea también: ¿Qué es la economía compartida? Renueva la forma de producir y consumir al 2030

Las casas fueron diseñadas por el arquitecto Mateo García, quien buscó que sean sustentables. En los exteriores se colocó acero corrugado que permite reflejar la luz solar, y de esta manera, mantener fresco el interior en verano, y ventanas aislantes especiales. También poseen techos inclinados con barriles para contener hasta 20.000 litros de agua de lluvia, algo fundamental en la zona que se caracteriza por ser muy árida.

Los interiores, en tanto, son de madera contrachapada, un acabado no es muy costoso y brinda mayor calidez y bienestar.

Cada casa tiene una superficie de 37 metros cuadrados y posee un vestíbulo; un baño; un área para el descanso conformada por una cama matrimonial, un sofá y un escritorio con biblioteca; y una cocina integrada. Su costo es de alrededor de US$ 40.000.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Masa Básica Para Preparar Bocaditos

Masa Básica Para Preparar Bocaditos

“Eres feliz, si vives cada momento, aprovechando al máximo todas las posibilidades.” (Wayne W. Dyer)

Ingredientes:

  • 1 taza de harina de trigo
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ taza de mantequilla (ni derretida, ni muy dura)
  • Agua fría, en la cantidad necesaria

Preparación:

  • Mezcla y tamiza tanto la harina como la sal. Coloca en un tazón.
  • Agrega la mantequilla y trabájala con dos cuchillos hasta reducir la mezcla
    a migas.
  • Añade agua fría poco a poco, revolviendo con un tenedor hasta formar una
    masa de consistencia regular, ni muy dura ni muy blanda.
  • Envuelve en papel film y enfría durante 15 a 20 minutos.
  • Estira la masa sobre la mesa con harina, y déjala de ½ centímetro de espesor.
  • Corta la forma que desees con un corta-pastas.
  • Ponla en el horno muy caliente, de 13 a 20 minutos.
Con esta masa puedes hacer variaciones como: brioches, masa de hojaldre,
etc. Se le puede agregar otros ingredientes para hacer scones, pan, y tartaletas.

Equivalencia de Medidas:

Para facilitar la preparación de las recetas, les ofrezco las equivalencias
de cucharadas, cucharaditas, tazas, y vasos, expresadas en gramos.
Harina = 1 cucharadita al ras equivale a 3 gramos
Harina = 1 cucharadita colmada equivale a 5 gramos
Harina = 1 cucharada al ras equivale a 10 gramos
Harina = 1 cucharada colmada equivale a 20 gramos
Harina = 1 taza al ras equivale a 115 gramos
Harina = 1 taza colmada equivale a 140 gramos
Azúcar = 1 cucharadita al ras equivale a 5 gramos
Azúcar = 1 cucharadita colmada equivale a 7 gramos
Azúcar = 1 cucharada al ras equivale a 15 gramos
Azúcar = 1 cucharada colmada equivale a 25 gramos
Azúcar = 1 taza al ras equivale a 200 gramos
Azúcar = 1 taza colmada equivale a 230 gramos
Liquido = 1 cucharadita equivale a 5 gramos
Liquido = 1 cucharada equivale a 15 gramos
Liquido = 1 taza equivale a 250 gramos

lunes, 31 de octubre de 2016

- Invierno - PUNTO HERETICO SIN LETRA

- Invierno -
La mujer de la bata gastada
barre las hojas de la vereda ajena
a la mirada que la desnuda. barre
una llamarada de hojas de fresno
y enciende un fósforo
para que el fuego
la apague.
De: "Citas" 1993
Concepción Bertone: nació y vive en Rosario. Es poeta, prosista y crítica literaria. Fue coeditora de la revista Cuadernas, junto con Armando Vites y Héctor Píccoli. Escribe en diarios y revistas del país y del exterior, y lleva adelante talleres de escritura. Su poesía está antologada y traducida parcialmente a varios idiomas. Ha publicado los libros de poemas De la piel hacia adentro (1973), El vuelo inmóvil (1983), Citas (1993), Aria Da Capo (2006), la antología Las 40. Poetas santafesinas 1922-1981, donde recoge las voces de tres generaciones de poetas de la provincia, Cuerpos de palabras, 1 primera edición, Buenos Aires, Editorial Casi Incendio La Casa, 2009. Antología Personal, Velarde, colección editorial, CUADERNOS AMERHISPANOS, primera edición 2012

PUNTO HERETICO SIN LETRA
(Coplas de ciego)
"No hay herejía que no se apoye en la Escritura"
Proverbio holandés
Hay un elogio de la usura
en la parábola de los talentos.
Moralejas de Dios
siempre enterradas
en la tierra
que engorda
el que la ara
para quien lo contempla
arar. El dueño:
amo y señor del trigo
y del arel.
Hay un encomio impío
letra infiel
pero fiel a la letra
de la mano que vuelve a Dios
palpable. A Dios papel
escrito
para el vulgo. Y alabanzas
que alaban su despojo
y su pobreza,
su sobra obrando lujos
del patrón.
Hay Más Allá y dulzuras
del perdón
en parte de su alma
hipotecada
por la letra
que sangra
consagrada
en la cruz de los hombres,
en la codicia
del hombre que lo clava
en esa cruz. Hay noche y día y Luz donde
no hay Luz. Como
hay santo
erigiendo
la herejía.

sábado, 29 de octubre de 2016

Numeroogía 5

5
La libertad es esencial para su felicidad. Ama los cambios, las nuevas experiencias, conocer nuevas personas, aventurarse y viajar. Le gustan los lugares lejanos y exóticos. La variedad no es apenas el condimento de su vida -- es su vida misma. Usted es extremadamente flexible y adaptable. Siente mucha curiosidad. Tiene una mente aguzada y una habilidad natural con las palabras. Usted nació sabiendo comunicar, clara, fluida, e imaginativamente en cada área que le interesa - y son muchas!
Su Deseo le equipa por completo para enfrentar a la vida. Los cambios - la única constante en la vida - no le asustan, como ocurre con otras personas. Tiene mucha capacidad. Por lo general, usted piensa con clareza en una crisis; tiene buenos reflejos físicos y mentales. Cada vez que se cae, muchas veces lo hace de pie.
Tiene mucho entusiasmo. Se exalta fácilmente con una nueva idea o oportunidad. No es convencional por naturaleza. A su persona le gusta jugar, asumiendo riesgos cada vez que le parece que la recompensa vale la pena.
Tiene una orientación social acentuada y pocas veces, si la hay, se aburre. Le atraen, por supuesto, las personas que, como usted, son pensadoras originales y
tienen una excitante personalidad.
Le gusta actuar en varios proyectos al mismo tiempo. Precisa el estímulo constante de lo nuevo y fascinante. Tiende a descartar rápidamente los pasatiempos aburridos.
Su amor por la libertad y el cambio puede tener numerosas consecuencias. Puede ser irresponsable, en particular cuando se trata de terminar trabajos. Le es difícil perseverar en un dado proyecto y llevarlo hasta el final.
Debe cuidarse para que el placer de sus sentidos no le hagan exagerar en el alcohol, la comida, el sexo, y hasta las drogas.
Su persona es casi una heroína que quiere salvar al mundo. Esto le hace prometer cosas que a menudo no podrá cumplir. En el fondo, quiere satisfacerlos a todos, un objetivo imposible.
Muchos 5 pueden ser emocionalmente superficiales. Sienten el amor de forma pasional, pero tienen miedo de tener compromisos largos o profundos. Como resultado, se resisten a ahondar sus relaciones y prefieren permanecer en lo superficial que es más seguro.
Usted sentirá muchos cambios y eventos inusuales, pero aprenderá más con la experiencia. De este modo, su vida será plena y dará pasos largos en su crecimiento personal.