lunes, 11 de mayo de 2009

"Los maestros"



Es un modelo siempre.
Esas hojas...para cada prueba.
Ese...callate!!- a hacer silencio -
El proyecto que nos sugiere,
tan sólo para distinguirnos.
"En casa se educa".
La escuela "instruye".
No hay que olvidarlo,
por las dudas!!!

21 comentarios:

mara y cuyá dijo...

aahhhhhhhayyyyyyyyyyyyyy

PRESENTE!!!!!

Gracias Nerina. Puedo agregar algo?
También esa sonrisa de confianza; ese oído atento; esa mano que se extiende; ese límite necesario y ese agradecimiento por todo lo que aprendemos de nuestros alumnos.

Gracias amiga. Con padres como vos, sería todo más fácil para los maestros...pero sobre todo, para los chicos.

Un beso enoooorme.

Terly dijo...

Te acompañará su imagen mientras vivas.
Siempre pensarás que tras tu familia ha sido lo más importante que te ha sucedido.
Un beso.

Luis Carlos dijo...

Que bien.
Leer este poema, me lleva a escuchar a Serrat, y la corta frase de "eso no se toca"
Es cierto lo que dices, es de la única manera que se construye, y se lleva el árbol llamado niño, el árbol llamado sueño, los chicos todos, hasta lugar en dónde lo dejó Alberto Cortéz...mi árbol y yo

Un beso para vos, y gracias por permitir mi entrada a tu casa.

Luis Carlos

colordelamadera.blogspot.com

Hada Saltarina dijo...

Pues suele olvidarse. Muchas veces se deja la tarea difícil en manos ajenas, pues es más fácil realizar a otros de lo que cada uno debería hacer. Un fuerte abrazo

Ana dijo...

Precioso homenaje...
Muchos besos guapa.

Francisco Javier dijo...

Eso mismo En casa se educa, en la escuela se instruye pero tambien se educa a los niños, y se les enseña a portarse bien y ser mejores personas. La escuela aunque digan que no, te ayuda a muchas cosas. Más porque la tengo en casa, mi madre es maestra de instituto, y comprendo enormemente todo lo que hablas aqui. Besitos.

Lourdes dijo...

Pues esto de que yo tenga a chavales a mi cargo por las tardes para ayudarlos con las asignaturas del curso, me ha hecho sentirme homenajeada yo tb...
jejej

Gracias, Nerina!
Besos.

cynthia dijo...

Si comparto cada palabra...en la casa se educa... a veces y en el mundo que vivimos eso a veces se olvida... pero todo empieza por casa... y a la escuela a instruirse y tomar la herramientas necesarias... para adjuntar a la educación y principios que desde la cuna vamos aprendiendo con la familia.

besos muchos..
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

§♫*€lisa*♫§ dijo...

hay tantos profesores como arenas en la playa
pero, muy pocos Maestros quedan!!
están en seria extinción planetaria.

Un abracito de sol

Arantza G. dijo...

Estamos en la semana de los homenajes; todos acertadísimos.
Un beso lleno de cariño. Cuídate.

Io dijo...

Una de las grandes cosas que hemos perdido por el camino de los tiempos es la figura del maestro, por lo menos en España.

Claro, que también ha caído bastante en desuso educar en casa.

La educación que recibí, y de la que me siento orgullosa, me la dieron mis padres, y los conocimientos los recibía en el colegio. Para mí, las profesoras y las monjas eran Dios. Habría que devolverles ese respeto. Su labor es inestimable.

Me encantaron tus palabras.

Un besazo!

mardelibertad dijo...

No todo se le puede dejar a los maestro ,la educación es la familia es el primer eslabón los maestros están para continuar
Besos

Walter Portilla dijo...

Nuestros maestros, entre los más bellos recuerdos de la vida!
Ellos nos empujaron con todo a favor, por el puente de la vida.
Mi abrazo enrome, querida Nerina.

Mar Solana dijo...

¡Ay, el maestro... aquella figura grácil de una infancia henchida de sueños e ilusión!

Su figura se convertía, después de tus padres, en una "autoridad amada y venerada" desde ese rincón de la niñez en el que sólo entraba el Amor y las acciones más nobles.

Sabia distinción, Nerina, entre EDUCAR e INSTRUIR. La escuela jamás debe inmiscuirse en aquella parte de la educación que corresponde dar a la familia.

La escuela enseña el camino y los padres son nuestros guías en él, dándonos la mano hasta un cierto punto del recorrido...

Un abrazo "maestro".

Luis Antonio dijo...

Repito lo ya dicho por Mara y Cuyá: con padres que ejerzan como tales, la tarea educativa sería mucho más gratificante para todas las partes implicadas...
Un abrazo

Camaleona dijo...

Y esos profesores que me enseñaron a aprehender.

Alfonso dijo...

Son únicos. M. es Maestro :)

YO, la peor de todas dijo...

Yo copio a Marà: PRESENTE!!!! y comparto todo lo que han comentado.
Hoy justamente les dije a mis hijos educandos, que deben saber què es lo que corresponde y lo que no, desde la casa; que si se pierde el lìmite entre la calle y la escuela, estamos en el horno!!!
Que no pueden repetir conductas callejeras dentro de una instituciòn y no diferenciar la figura del maestro o profesor de la del amigote que los espera en la esquina.
Nuestra figura se desfigurò, cuàndo? còmo? por què?
Todos somos culpables y todos somos inocentes.

Pero què tarea tan gratificante!!!
Gracias.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

terrible el tema que nos traès hoy,Nerina.Yo ya no puedo atender sin ser interrumpida
por un celular que suena a cada rato
o un niño que intenta romper mi otoscopio
sin que su madre haga nada.
he visto padres llevar un abogado al cole porque su hijo fue reprendido
es la pescadilla que se muerde la cola.Mientras tanto
he debido mandar a mi hijo de 14 años a un cole a 400 kms porque si no iba al boliche era un pelotudo
si estudiaba era un trolo
y cuando le dijo a la seño que estaba leyendo una novela
le contestò
" vos tenès que leer el manual Santillana" mientras cobra 1300 pesos
y un libro custa 80, y en casa dicen " la loca de mierda" cuando le pone un huevo.
Interesante tema ,amiga.
Si no hacemos algo ( viste que padres corten la ruta para que los maestros ganen como un concejal ????)
seguiremos creando
en el paìs que en Sud amèrica era fuente de cultura
analfabetos virtuales.
te quiero,amiga.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Nerina...

Los maestros, aquellas personas que con su amor y dedicación se convierten en nuestros segundos padres.

Me uno al homenaje: Mi madre fue maestra; mis hermanas y mi hijo, también ellos son docentes.

Mil gracias,

Un abrazo.

Anónimo dijo...

OJALA EN ESTA EPOCA FUERA ASI...
ELISAG.BOSCH