miércoles, 9 de julio de 2014

Esto de acurrucarme en mi sitio de años. Recordar a un maestro en las letras como - Roberto Esmoris Lara - quien tantas horas me abrazaba con su palabra.
Escuchar meditaciones, para calmar las ansias, escribirle a un amigo de años, Esta pizarra nuestra que no se muda nunca. Intentar armar un poemario para hacerlo conocer y la madrugada que enfría los pies, luego de dormir una tarde entera, al terminar la clase de aquagym.
Son los años que no vienen solos, decía mi abuela. Ella está siempre presente, en cada gesto, hecho de la vida diaria. es el amor recibido por ella, no cabe dudas.
Una pizarra en blanco, dice -  Daniel Quintero -
Cada uno suma la historia de uno, con sus dichos y aprendizajes.Y aquí me encuentro esta noche escribiendo, para darle vida a la página, para que no se sienta olvidada.
Yo de vacaciones de invierno, haciendo lo que siento.
Una noche mas, una vez mas en esta vida, en esta noche de frío invierno, en mi nido, en mi mejor lugar de la tierra, sobre todo en - paz -

Nerina


2 comentarios:

Amílcar Luis Blanco dijo...

Un placer haber llegado hasta vos Nerina Thomas para compartir poemas, cuentos, escritos, experiencias literarias y vitales, extra o meta literarias.
Espero tener acceso a tus textos. Vivo en San Antonio de Padua, Buenos Aires. Un saludo cordial

Ricardo Tribin dijo...

Te dejo un abrazo bien grande.