sábado, 13 de diciembre de 2008

El silencio

Es uno de nuestros mejores buenos amigos. Lleva años darnos cuenta, descubrirlo.
No pide. No exige. No demanda nunca.
Sólo enseña y cuánto!!
A veces ganamos todos los billetes, sin haber siquiera, comprado uno.
No es fácil incorporarlo a nuestras vidas.
Es tan sabio!!
Enseña tanto!!
Evita roces, enojos, crea amistades perdurables.
El amor lo prefiere, lo mantiene, lo aumenta y hasta lo hace fuerte.
Nos lleva toda la vida esa meta.
Salvo ciertos genios que lo asimilan a fuego.
"El silencio "!!
Se ha creado música de primera elogiando tal misterio.
Hay maestros que lo marcan con el ejemplo. Allí es cuando uno debe estar atento.
Moviliza a escritores para narrar un libro.
Es intangible y cuánto encierra!!
Habita en todos lados, en los rincones, en el tiempo que nace al terminar un encuentro con mucha gente... y hasta allí el aire es distinto. Es que llega el silencio.
Está siempre en espacios de maravilla.
Lo pintamos de todos colores y es necesario en demasía.
De nacionalidad mundial y se toma vacaciones placenteras en el cielo, allí cursó sus estudios seguramente.
Data quien sabe desde cuando, - desde siempre -

Sólo el Padre del cielo puede saberlo.
Hay que hacerse tiempo para conocerlo y compartir con él, mucho de su conocimiento.
Hasta cuando se medita es necesario.
Dormimos con él de forma exitosa, nos lleva al mundo de los sueños con templanza.
Le da ausencia total a los ruidos, no necesita movilidad ni nada parecido.
Llega... y de que manera! Sin avisar sin duda.
Cuantas veces lo buscamos sin saber que es lo que necesitamos!
Así de simple y tan claro.
Busquen, que enriquece a todos. Nos pule desde adentro y nos perfecciona con el transcurso de los hechos.
Nos guía para discernir siempre.
Recorremos los caminos más bellos, como el del alma y nos permite ordenar el rompecabezas que somos por dentro.
Allí descubrimos los túneles, los bosques, los ríos y hasta los mares.
La noche, el día y hasta podemos escuchar al otro que guardamos dentro.
Consejero desinteresado.
Tranquilo, manso diría.
No se muda nunca.
Nos pertenece a todos.
Aprendamos a contar con él en nuestras vidas.
Es mudo y tan constructivo!!

28 comentarios:

Laura dijo...

Cuánta sabiduria en este hermoso texto.
Cuánto silencio tan bien administrado.
El que te escucha porque puede. El que calla para que tu voz hable.

fernando dijo...

uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. Besos.

Catalina Zentner dijo...

Soy una enamorada del silencio. En él confío, porque sabe guardar mis pensamientos y ayudarme a que los convierta en palabras que intentan acercarse a la poesía.

Un abrazo grande, Nerina. Feliz Navidad.

Anónimo dijo...

Hola.
Me has visitado en coctelera, http://www.lacoctelera.com/yomisma-jomateixa.
Gracias por dejar una nota.
Ese blog quedó tal como lo ves.
Se terminó el verano y pasé a otras cosas.
Revisando el correo he visto que habías llegado a él.
Se me escapa cómo, pero es posible que desconozca muchos mecanismos.
Por lo general, uso los blogs para escribir.
Suelo postear los textos en varios a la vez.
Usaré el enlace que has dejado en él para venir alguna vez por aquí.
Eso ya para el año que viene.
Saludos.

mia dijo...

Real como la vida misma....

Besos

-SaRiTa- dijo...

El silencio más callado puede llegar a ser el grito más agónico

un saludo

Hada Saltarina dijo...

Cuántas veces uno teme al silencio. Cuando estamos acompañados, es normal sentirse incómodo ante el silencio; pero, sin embargo, cuando sabemos estar en silencio CON alguien, entonces nuestro corazón está hablando en sintonía con el del otro. Hermoso,Nerina. Un abrazo

Alfonso dijo...

Yo soy una persona que ama el silencio. No siempre, pero hay veces en el día en el que necesito estar en silencio. Vale mucho el silencio Nerina, y a veces siento que nos lo estás robando. Mucha contaminación, por lo menos en mi tierra, que somos tan ruidosos.

thoti dijo...

.. es sabiduría para el que se hace su amigo.. :-)
.. besos, Nerina y buen fin de semana..

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Nerina...

¡Cuánta elocuencia existe en el silencio!

Aquel que calla es sabio, el callar nos otorga el don de la sabiduría.

Aunque algunos dicen que quien calla otorga, pero sin permitir que el silencio sea nuestra propia condena.

Un abrazo.

Lourdes dijo...

Y es que, en silencio, es la mejor manera que tenemos para oírnos a nosotros mismos, no?

Besos, Nerina.

Lobo Atento dijo...

Precioso Nerina!
Creo que el silencio es la máxima expresión de la comunicación. Sin palabras, sin gestos... solo unos ojos y el silencio.
Muchos besos!

Miguel Ángel Bruno dijo...

Hola Nerina,¡viste que no estaba tan lejos el refugio que buscabas!
Besitos silentes.

José Ignacio dijo...

Sin silencio la melodía se pierde,
Sin la pausa de una coma la lectura no puede ser leida,
el silencio es asentimiento, dicen,
sin estar mudo es imposible escuchar..............
Pero hay silencios que pueden llegar a separar.
Hasta pronto.

Arantza G. dijo...

Amigo y enemigo.
Dueño de sí mismo.
La forma más inteligente de llegar a los demás.
No se equivoca jamás.
Un cálido abrazo.

Thiago dijo...

Yo soy más de hablar, ya ves por mi blog que no paro de hacerlo, jjaa pero reconozco que hay silencios elocuentes, aunque ya puestos prefiero las conversaciones, al final, por un silencio mal entendido se puede perder un amor (que tampoco hay quien lo entienda, claro, jajaj).

Bzos.

Adrisol dijo...

hola nerina!!!!!!!!!!!!

me encanta estar en silencio y muchas veces sin hacer nada.
sólo reflexionar y meditar.....
un abrazo reina!!!!!!!!

mara y cuyá dijo...

silencio...cuando no lo queremos es que estamos aturdidos con nosotros mismos.
Ya sé que no vives ahí, pero anoche pasé por funes y pensaba en vos...te buscaba entre las caras del restaurante. No fue...pero ya será.
Un abrazo

estela dijo...

El silencio es el único que nos dice la verdad sobre nosotros mismos.
Me gusta tu blog, seguire pasando por aqui, con tu permiso, claro.
Un saludo.

VIVIR dijo...

Alguien dijo en una ocasión...

¡Que tus palabras sean mas bonita que el silencio...!

A mi que me encanta la soledad como buen piscis empedernido... el silencio me encanta... pero también en el silencio de la noche... me gusta escuchar flamenco delante de una hoguera... en vivo y en directo...

Un beso

huellas compartidas dijo...

Hay veces que el silencio es preciso cuando no se tiene nada que decir...
Solo hay que aprender a entenderlo y disfrutarlo...

Ana dijo...

De los silencios se aprende, y hay que aprender a estar en silencio, ya que así es más fácil escuchar al corazón.
Muchos besos.

Colo dijo...

Cuánta razón tienes! cuánta falta nos hace el silencio , y también ews bueno callar a veces!

Me gustan mucho tus textos, me conmueven... gracias por eso!

Un abrazote!

Alimontero dijo...

que bella entrada Nerina!
Quise escuchar tu mensaje, y me fue imposible por la música de fondo, no pude!! ;(
Si algo he aprendido es el valor del silencio. Y hablo de "mi silencio" interior, sólo ahi escucho hablar a mi alma!
Muchas gracias por contarte entre mis "seguidoras"!

Mi cariño y gratitud!

Ali

lichazul...elisa dijo...

si hay silencios que son así como este hermoso que presentas bien vale la pena mantenerlo
pero hay otros que realmente son tenebrosos y sádicos

silencios y soledades
son ambuguos signos y realidades subjetivas

reflexivo texto
hermosamente bordado:-)

muakismuakis

Poetiza dijo...

El silencio y yo, inseparables amigos, escucho su voz, y la sigo, es mi eterno y fiel amigo. Precioso texto amiga. Hoy que te leo, presisamente estamos a solas, mi silencio y yo.............Un beso, cuidate.

Patricia dijo...

Que lindo homenaje al silencio! Me encanto cada frase, cada verso deja para pensar y recordar que es en esos momentos de silencio que puedes dialogar con tu interior...son los momentos mas valiosos del autoconocimiento,
"Es intangible y cuanto encierra"
lindo,
un beso,

Marysol dijo...

Hermoso texto, estimada Nerina, que nos habla tan bien de ese compañero que muchos conocemos y confiamos. Has sabido plasmar muy bien su esencia con tu pluma.
Te dejo un abrazo fraterno desde mi rincón.