sábado, 17 de enero de 2009

Cuando un escritor prepara una obra que editará


Desde tiempo, va grabando en su mente la idea de preparar un libro. Allí va acumulando datos, imágenes, secuencias, momentos, monólogos, historia de cada hecho.
En su imaginación atesora su mejor buena voluntad, pues pone en ella toda su energía para plasmarla. Se sienta en su máquina, acompañada por la música que suele hacerlo mientras realiza su labor.
Una taza de café de vez en cuando, unos mates de tanto en tanto, la luz adecuada, y sin límites de horarios se explaya " feliz de estar en lo suyo", de manera plácida, con un diccionario que nunca falta y sus dedos parecieran tocar la mejor sinfonía en sus teclas.
Porque de ello se trata, de desnudar el alma, la palabra , la forma más clara de llegar a su cometido.
Las imágenes son muchas , esas que transitan en su disco rígido y las palabras se le escapan a borbotones, cuando se decide a hacerlo. Nadie lo detiene, ni la hora, ni lo distrae otro motivo para abandonar su tarea.
Lleva tiempo, a veces años, depende del tema abordado, de la importancia de la misma, de la que le de en su carrera.
Siempre será lo más adecuado para el mismo. Muchos dicen que cuando la termina es parir un hijo.

28 comentarios:

mia dijo...

Y como nada hay mejor que parir!

Tendrían que haber muchos

manos a la obra....

Menos guerras y más

libros que honran!

besos

QUEMANIA dijo...

Como madre te diría que esa comparación es más bién algo masculina, por aquello de no haber parido nunca. Creo que es más comparable con criarlo pues es un trabajo diario y sin descanso ...

(lástima que los hombres no conoccan la incomparable sensación de parir un hijo)

Fugaz dijo...

NO hay nada como ese trabajo que uno desea hacer, dedicarle tanto tiempo como pueda (si le dejan tiempo y espacio) y después llegar a ese final, donde el premio es ver la publicación de un libro con todo lo que imagino conlleva eso.

QUEMANIA dijo...

¡Claro! el parir es como descorchar una botella de champan, tú la abres y luego lo tomas o nó. El libro requiere mucho más empeño.

Ana dijo...

Pues si...es como parir un hijo, pero con otra clase de dolor.
Muchos besos.

Adrisol dijo...

hola nerina!!!!!!

tienes razón en tus reflexiones....siempre pienso en el trabajo arduo que deben llevar los que se dedican a ésto!!!!!!!!
gracias por compartirlo
un abrazo

mara y cuyá dijo...

qué linda experiencia Nerina!!! Ya te imagino, tecleando, soñando y con el "pequeño perrito" en los pies. Lo mejor de lo mejor para vos...y esperamos ansiosos.
Un besote y un amarguito para acompañar

Lourdes dijo...

Y es que, por lo visto, es lo que hay que hacer antes de dejar este mundo, no? Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.
Así que supongo que las tres cosas dan una sensación parecida...

Besos, Nerina.

Arantza G. dijo...

Es una de las mejores aventuras.
Sin lugar a dudas.
Un trabajo arduo que tiene su recompensa.
Besos de fin de semana.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Creo que te ronda el bicho de publicar, y obviamente de ser leída... A quines escribimos nos pasa todo el tiempo, llevo ya casi tres años con un libro de poemas "en mi vientre" y este 2009 lo pariré

No spé si es porque ya no puedo más ocn esa carga, pero creo que así es y no resisto más los cambios y correcciones, especialmente ahora que encontré cómo hacer que diga su propia historia

Saludos y un abrazo fuerte de 2009 desde este Medellín primaveral por siempre

Fermín Gámez dijo...

Raíces en los pies y sombras alrededor, para embeberse en lo que se escribe, en lo que se vive a través de las palabras.

Lobo Atento dijo...

Y esa es la vida de muchos escritores. Gracias a ellos al resto nos llegan palabras y bellas historias.
Preciosa foto!

aLba dijo...

todo empieza por una idea ... :)

Andrea dijo...

Hola Nerina! Me alegra llegar a tu blog justo cuando has abordado este tema, tan significativo para mi en este momento ya que estoy a punto de publicar también. Tu post y comentarios me dan mas ánimo para afrontarlo. Un abrazo.

Walter Portilla dijo...

Nerina, es muy cierto lo que dices, es lo único que me falta para sentirme completo, publicar un libro. Aún no conozco la sensación pero la concibo, la he visto muy de cerca, la vivo muy seguido desde mi puesto. La imagen que utilizas es exacta, así la determino, así me imagino a mí mismo (tratando de escribir, me refiero). Personalmente, soy representante de un escritor de alrededor de 74 años y ya tiene 8 hijos, así los llama y yo lo entiendo. Lo he acompañado en un sin fin de presentaciones por varias ciudades, te puedo decir que también significa mucho esfuerzo (aparte de la inversión, que es ya de por sí otro sufrimiento). Lo peor de todo es que luego de que le diste vida, es poca gente la que aprecia el nacimiento. Cuánta gente lee, o le gusta leer, porcentualmente hablando, en el mundo?
Esta manera de hacer literatura, en los blogs, es muy placentera no sólo porque ya publicas, sino porque sabes que lo haces para la gente que te espera, la gente que te lee (al menos eso creo).
Mi abrazo Nerina, con ánimo en tu decisión de seguir creando, de publicar y dejarte leer.

Walter Portilla dijo...

Por cierto, Nerina, no te lo he dicho específicamente pero, para mí, publicar es lo mejor puede hacer una persona, después de tener un hijo, claro (No hablemos del amor y otras hierbas, que ya es otro tema).

VIVIR dijo...

Lo has descifrado correctamente... asi es....

Eres extraordinaria....

Laura dijo...

No podías haberlo descrito mejor.
Claro, tú lo sabes mejor que nadie.
Yo aún no he publicado nada y creeme que me gustaría, pero escribir, el proceso de escribir es así...si.

lully desnuda dijo...

Será mi primer hijo, espero. Hay que plasmar nuestra vida, qué satisfacción será el poder hacerlo.

¡Un abrazo renovador de energías cósmicas y mis mejores deseos para ti, en este 2009!

Poetiza dijo...

Es una dura labor pero debe hacerlo. Saludos y besos, cudate amiga.

UMA PAGINA PARA DOIS dijo...

O AMOR
Amo o amor que se reparte
em beijos, leito e pão.
Amor que pode ser eterno
mas pode ser fugaz.
Amor que se quer liberar
para seguir amando.
Amor divinizado que vem vindo
Amor divinizado que se vai.

Pablo Neruda

Passei para desejar-lhe um domingo e uma semana cheio de amor e felicidade.
Abraços

Hada Saltarina dijo...

El momento mágico de la escritura, es todo un gozo. Besos, Nerina

RECOMENZAR dijo...

Es tan complejo y solitario el arte de escribir que muchas veces me he puesto a pensar en hacerlo pero ...sigo pensándolo
besos

Millan dijo...

De alguna forma los que escribimos un blog también "parimos" aunque los "embarazos" sean más cortos. Me tienta mucho escribir un libro. Por cierto también me parece, en ocasiones, que voy a echar raíces ante el ordenador.
¡Saludos!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Nerina...

Para quienes escribren o escribimos, genera mucha expectativa la terminacioón de una obra, ya que toda su creación y desarrollo es un proceso bastante largo.

Y la publicación es también muy complicada, sobre todo cuando no se cuenta con el suficiente apoyo de las entidades culturales.

"Procrear un hijo, sembrar un árbol y escribir un libro", dicen, es la plena realizacion del ser humano.

Un abrazo.

Marysol dijo...

Lo has descrito de estupenda manera, asi exactamente sienten todos los que se deciden a publicar. Es un proceso arduo, con mucha dedicación, mucho tiempo y dinero invertido, luego, por fin, la publicación. Hasta ahi, un verdadero parto, como bien lo expresas.
Un abrazo, estimada amiga, gracias por estar cerquita.

Alfonso dijo...

Parir un hijo. Pero no un hijo cualquiera. Un hijo que no morirá nunca y se multiplicará por miles en cada hogar al que llegue. Qué maravilla.

Poetiza dijo...

Sabes, un sueño que tuve, fue ser escritora, pero ese sueño esta guardado en una cajita, y de ahi no saldra. UN beso, cuidate amiga.