viernes, 9 de enero de 2009

Regreso de Nerina del Mar



Apenas se abrieron mis ojos
luego de horas de viaje
desperté, con el bello regalo
de encontrarme con la inmensidad del mar!
Allí estaba... esperándonos, como a tantos.
El cielo unido a él,
ese azul que se va mezclando
con los tonos del agua siempre.
El azul, que se pierde
con las tonalidades del verde.
Otro regalo del cielo
que tan pocos comprenden.
Me embriagó de belleza,
no sólo a mis ojos
también a mi alma
y a mi espíritu.
Y mientras íbamos
llegando al hotel,
no me aparté de tanta ensoñación
de tanto deseo
al volverme a encontrarme con él.
La espuma de sus olas,
su blanco incomparable.
Todo él!!


En la playa

La Perla, la más cercana.
Sombrillas de todos los tonos,
esterillas y reposeras
con colores tan diversos
junto a las mayas distintas
visto desde lejos
no era más, que
un arco iris todo ello.
En verano y en las playas
el sol, le da a todo
un gran brillo.
No faltan termos ni mates
de mañana o de tarde.
Veleros y cruceros
te remontan a los sueños.
Parecen desde lejos
juguetes de los niños.
Y es todo cierto
y vida y descanso pleno.
La gente a distancia
un gran hormiguero.
Se necesitan, las vacaciones,
desconectarse de la rutina,
caminar, descalzos en la arena
entrar al mar despacito
y juntar caracoles
para llevar de recuerdo.
Nuestro país es tan rico!!
La naturaleza nos brinda
toda su eterna belleza.
Y a veces, si se quiere
con esfuerzo,
escaparse
para vivir, un tiempo distinto.

19 comentarios:

Adrisol dijo...

que maravilla lo que mostras y lo que contas.........se vé que lo pasaste de maravilla!!!!!!!
bien merecido descanso en una de las playas mas bellas que hay......

bienvenida a la red y un abrazo enormeeeeeeeee

caselo dijo...

Bellas vacaciones en tu encuentro con ese mar que yo no conozco. Bienvenida de nuevo a este océano de sensibilidades.

Un abrazo

Carlos Eduardo

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Que bonito...Con el frío que hace por aquí...
En mi playa tienes un regalito en el post "Gracias María..."como verás está dedicado a todos los que me visitan.
Muchos besos y feliz año.

sedemiuqse dijo...

Precioso poema que nos regalas.
Besos y amor
je

mia dijo...

Celebro tu retorno

en tonos marinos.

Qué feliz sería el mar

si vivieras por aquí!

Cielos naranja,o carmesí!

Las playas desiertas

y el mar y su orquesta!

Bienvenida a casa,Nerina

y gracias

besos

Arantza G. dijo...

Me alegro que lo pasaras tan bien y que vuelvas con las pilas cargadas.
Te echaba de menos.
Un beso

Angeles dijo...

Bienvenida!!!
El mar tiene magia yo siempre lo amé, lo habré amado tanto que ahora vivo al lado.
Un gran beso.

Luis Antonio dijo...

Leer estas descripciones paradisíacas, mientras en España estamos sufriendo un crudo invierno, me llena de nostalgia de tiempos mejores no exenta de envidia sana...

Un cordial saludo desde Barcelona, Nerina

pande... dijo...

Hola Nerina!!...

Un poema cargado de sentimientos, sabes decir y llegar, Nerina, gracias.

besiños

Maite

VIVIR dijo...

Las vacaciones junto al mar son geniales... y eso.... lo importante es.... V I V I R


Un beso....

pande... dijo...

Hola Nerina!!

Profundas tus poesías, me encanta leerte.

Un fuerte abrazo, Nerina

besiños

Maite

pande... dijo...

Hola Nerina!!

Profundas tus poesías, me encanta leerte.

Un fuerte abrazo, Nerina

besiños

Maite

Lobo Atento dijo...

Precioso Nerina como siempre.
El mar siempre invita a soñar...

Un cálido abrazo

Alfonso dijo...

Gracias por traernos un poquito de calor de las Américas a esta España se hiela de frío. Hace aquí ahora un grado bajo cero, y al lado del mar, no te digo nada el frío brrrr...

Jova dijo...

En definitiva me dieron unas ganas locas de ir al mar ahora que te leo, gracias por compartirlo y gracias por la letra grande.
Te espero en mi blog.
Saludos
Jova

elgritoahogado dijo...

Hola Nerina, vengo (un poco tarde) a agradecerte tu paso por el blog...
Me alegro que hayas tenido una bellas vacaciones...desde niña llegar al Mar...y en el caso de Mardel...venir bajando hasta encontralo, me daba (hace dar) vuelta el corazon y contener fuertemente el aliento.
Te saludo y espero que este bien.

Fermín Gámez dijo...

La belleza del mar sólo la conoce quien vive junto a sus orillas o quien vive lejos de él pero con el mar dentro del corazón.
Cariños desde las orillas del océano Atlántico en la costa gaditana.

Sensaciones dijo...

Precioso el mar...
preciosa la sensación de sentirlo en cualquier estación del año...
invierno, primavera, verano y otoño
cada mañana tengo esa suerte, hablar con el mar, unas veces calmado, sereno, otras rebelde sin causa...

Me encantó, Un beso.