sábado, 25 de febrero de 2012

Elisabet Cincotta


Alicia B. Pastore
El poeta debe escribir honestamente sobre lo que le implosiona

Rocía Silva Santisteban

Elisabet Cincotta : nació en Quilmes, provincia de Buenos Aires, Argentina, en 1947. Obtuvo diversos premios y menciones en certámenes nacionales e internacionales. Forma parte del Diccionario de Escritores de la Provincia de Buenos Aires y del Museo de la Poesía Manuscrita de San Luis, del que es poeta fundadora. Forma parte de más de 15 antologías poéticas, la última, bilingüe, editada en Milán, Italia. Prologó y presentó libros de poetas y escritores en eventos y ciclos literarios. Sus poemas han sido traducidos al portugués, al catalán, al italiano y al inglés. Diseña el blog del Grupo Literario Almafuerte y de Al Borde de la palabra. Es moderadora de varios grupos literarios y fundadora del Grupo: Los diez por amor a la palabra y miembro honoraria de Iflac para la Paz. Forma parte de la producción del Programa Radial “Al borde de la Palabra”. Integra el equipo organizador de Eros Aires-Encuentro Internacional de Poesía Erótica. Fue Jurado de varios certámenes nacionales e internacionales. Fue publicada en Revistas literarias en papel (La Trastienda-fanzine-, El viajero, entre otras) y en la web en revistas virtuales literarias. Conduce el ciclo literario-musical Los Salieri junto a los poetas Marcelo Luna y Marcela Somoza. Bibliografía de la autora: Bordando la despedida/2007. De laureles y olivos y Dos tonos para una cordillera/2008. Quebrada, Descubierta y De pie/2009. Manos. De las cosas y los cuentos y Desde el Sur/2010. Coreando poemas y Breves/2011. En edición: Tiempo de palabras y De antes de siempre. Reside en la ciudad bonaerense de Berazategui. Para comunicarse con la autora: elisabetamelia@gmail.com

SOLO QUEDA


Solo queda enaltecernos
derribar murallas
socavar el día
mirar el espejo
descubrirnos saber que fuimos

que siempre fuimos

si el encanto tiñó oscuridades
obscenos refugios para la mentira
quebrar el hechizo maligno

es necesario

ofrendar mariposas luces de verano
calzar en el grito la talla alegría

más tarde el olvido ceñirá
la cintura de la memoria

es inevitable

que solo quede de nosotros
el embrujo de haber sido palabra





AUSENCIA II


perderé el sendero
obviaré tus pasos
lloraré nostalgias
en el sopor del vino
cantaré tu ausencia





CEGUERA


golpea la garúa
-arroja líneas cortantes-
hiere su palabra
-siempre reproche-

la ausente mirada
-ceguera improvisada-
le hace silenciar el maltrato





LOS VIERNES


Los viernes regresan desde el recuerdo.
Algún álbum de fotos mece el viento.
La glicina titubea en la pérgola
y salpica el amarillo del patio viejo
-acucia raspones el cielo-

Elevo mi mano, recupero el aliento,
un son diáfano surge
-allí siempre son viernes los encuentros-
Hubo uno de rosas y azahares,
alguno de orquídeas y silencios.
Quién sabe cuántos más
-en el zaguán- hubo de lamentos.

Esta soy madreselva despierta
-flor ajada de tiempos-
con camino de adoquines por delante
y manojos de sueños.






ESTE ABRIL QUE MARCA EL CALENDARIO


Debería bastar una palabra
-raíces del fuego perdido-
algún rocío entre el ropaje y la piel,
una vena renegada que se asome al paraíso,
un abril renovado
y tantos ardores como sea posible.

Es necesario no quemar la memoria
en este abril que marca el calendario.




DE PIE

De pie, siempre de pie,
busco, más allá de la línea ficticia del tiempo,
interrogantes que frecuentan la existencia.
Y nada.

La voz, silencio. La mente hurga respuestas.
Allí, ante mí, esos ojos, que sacuden siglos,
me miran y no saben qué decir.

Me acerco, me acosan. Los enfrento.
Tras ellos la vida. Distingo momentos.
¿Son míos?
¿Fueron mías las palabras, los sueños?
¿Son esos ojos el pasado?

De pie, siempre de pie,
los ilumino y sigo adelante.





MANOS


Manos ajadas

manos
de pañales
mamaderas
surcos
y semillas

manos
jardineras
césped de verano
amasijo leudante

canela y pico

manos
de pintura
de paredes y ventanas
marcos de miradas

manos destruidas

manos
de caricias
de adiós sin despedida
de noche virginal
de sucesos
de pañuelo
rocío de la muerte

manos agrietadas

tierra donde florece la sonrisa
y se siembra la palabra

son mis manos la gloriosa costumbre de la vida




***

A veces pienso que el guión estaba equivocado
o que no merecía ese papel

y retrocedo

para buscar el personaje
que me interprete





S/T

“No hay futuro confluyendo.”
Liliana Varela

No hay futuro
lo sabías
lo sabía

sin embargo tu voz
clamó victorias entre sedas
mis manos sucumbieron
en tu espalda
y fue invencible
entronizar a este amor
perfumarlo de camelias
ronronearle la desesperación
de otros amores
que fustigaban noches solitarias

y fue menos la promesa
el deseo y la pasión
que ser-nos solidarios
de dolores

no pronunciarte es imposible
cuando rueda la letra de tu nombre
por la almohada piel
y susurra tu historia por mis palmas

sí hay mañana sin vos
sí existe el ayer de ausencias

todo confluye

entre mis caderas y tus muslos
todo
hasta el adiós incomprensible
que intentamos





CUANDO VI


Cuando muerdas los labios
sangrante victoria del grito
arremeterás laureles
quebrarás el aire
con el llanto tardío
y la palabra exacta
para exigir del tiempo
más tiempo
del viento el eco de la vida
del surco la semilla
y de la vid el vino

Cuando ningún pedido sea otorgado
saldrás por el sendero
serás huella de huellas
tus pies alados girarán historias
y al borde del precipicio
la existencia tendrá sentido

POEMANIA
…la manía del poema

Editor responsable:
Piero De Vicari

Comentarios y colaboraciones poéticas:
pierodevicari@hotmail.com
Números anteriores:
www.poemaniainventario.blogspot.com

POEMANIA...


3 comentarios:

CANTACLARO dijo...

Felicitaciones y bendiciones para ambas senoras, Elisa y Nerina, adorables poetas y comunicadoras.

Besitos,

Ana Lucia

.

Saúl Sánchez Toro dijo...

Felicitaciones Elisabet, tienes un maravilloso recorrido literario y unos poemas muy dicientes, significativos, bellos.
Gracias Nerina!

Saúl Sánchez Toro
Colombia

Leo dijo...

Gracias señoras, hacedoras de versos y prosas en letras enlazadas formando palabras sutiles en, coherentes escritos en pro de la literatura que, enbellece
la cultura y florece en las mentes ansiosas que,reflejan en vuestros trabajos sus sentires que, su musa las atora.
Con mucho cariño.
Leonor