domingo, 12 de febrero de 2012

Guillermo Háskel Poeta

Y comenzamos el domingo saboreando poesía de un poeta nuestro. Cuando digo - nuestro - me refiero a que es argentino.Este aroma a la palabra hace del día una fiesta!!!

Bienvenido Guillermo Háskel.
poeta argentino.
Trabaja como periodista de política
en un diario de Buenos Aires.

Machado

escruta
cabizbajo
guijarros
por senderos
y en el viento
los resuelta
y retórnalos
luceros

Tardanza
de la olvidanza

mal de amores
mal de amores
en busca de la
olvidanza
bien de amores
bien de amores
que se tarda en
su tardanza




Influjo

En Nayarit
la Luna
del Líbano
arde
y crece
montes
de zarzas
y nardos
y cipreses
poleas
tensa
membranas
anillas
eslabones
rasga
arneses
jadeos
levanta
y mares
y horizontes
y cadencias
y murmullos
y aparta
diminuto
albornoz
en terciopelo
y aumenta
Palestina
el azafrán
en tu capullo

Sonora

yo nunca
estuve
en tu suelo
pero estaré
Sonora
en el momento
justo
a su debido
tiempo
a beberme
tu luz
a bocanadas
a resolver
un silencio
de almireces
a pintarte
de solsticios
las ojeras
que te tengo
pendiente
una querella
por una deuda
de canciones
y de lunas
y de besos
y de estrellas

Prometeo

Esta noche
le di fuego
a un pordiosero
que estaba sentado
medio oculto
en un umbral
de mi barrio
Balvanera

tenés
fuego hermano?
me preguntó
mirándome
a los ojos

tengo
fuego hermano
le respondí
mirándolo
a los ojos

pero no le di
el encendedor
yo lo sostuve
mientras rodeaba
mis manos
con sus manos sucias
protegiendo
la llama
del invierno

yo
enemigo jurado del tabaco
y sus almácigos de brea
yo
que sé que ahogan
sus teas de resina
los ramos alveolares
y provocan esputos
de hollín y nicotina
yo encendí su cigarrillo
con mis propias manos
y fuimos ese instante
fugaz
una fratría
y fui
en ese instante
aunque triste
Prometeo


3 comentarios:

ROBER dijo...

Hermosos y muy bien elaborados poemas Narina. Entiendo que eres hermana argentina, doble placer para mí conocerte.
Gracias por ofrecernos tan buenas letras.

Anónimo dijo...

Impactante la poesía de Guillermo Háskel, llena de magia, de hermosos versos como “aparta diminuto albornoz
en terciopelo y aumenta Palestina el azafrán en tu capullo”, que me hicieron desear asomarme a ese paisaje que describe con tanta pasión. Conmovedor el poema que relata el encuentro con el pordiosero, la lectura del fuego pedido, que permite que el fuego dado sea otro y haga otra marca.
Disfruté mucho!
Un abrazo a Guillermo y a Nerina!
Amalia Zacoutegui

Anónimo dijo...

También leí Influjo en el programa y está bueno difundir todo lo que se pueda a los distintos poetas. Un abrazo para Guillermo y otro para vos amiga.

Lily Chavez