miércoles, 1 de marzo de 2017

la cúrcuma

Cómo se usa la cúrcuma en la gastronomía

El nombre científico es cúrcuma longa, una planta perenne perteneciente a la familia del jengibre. Procede de un arbusto de hasta un metro de alto con hojas verdes y flores amarillas y blancas. Dado su color intenso, se usa como colorante para los alimentos, como ser el arroz. Es uno de los principales ingredientes de las salsas, guisos y otros platillos de Oriente, Sudeste Asiático y Medio Oriente.
Es conocida como un azafrán, presente en la comida de China, Tíbet, Indonesia e India. En la industria alimenticia actual, se la denomina “E100”, sirve como colorante para mantequillas, quesos, mostazas y batidos, siempre en proporciones muy pequeñas por lo que casi ni se distingue su sabor. Es uno de los componentes del curry en polvo, lo que le otorga ese color amarillo fuerte.

Para cualquier preparación en una olla, la cantidad correcta de cúrcuma es una cucharita de postre y se combina muy bien con otras especias como ser la pimienta o el comino. Puedes utilizarla para todos los platillos con arroz, pastas, sopas, salsas, legumbres, ensaladas, verduras hervidas, etc. También se usa para platos con huevo y pescado y uno de las recetas más conocidas es el pollo al curry o los pinchos de pescado.
Es un sustituto ideal del azafrán porque la cúrcuma es menos costosa aunque con un sabor diferente. Con una cucharada de esta especia y mayonesa puedes hacer una salsa deliciosa (también con crema de leche).
  • Para proteger el corazón: las investigaciones han demostrado que consumir cúrcuma ayuda en la salud cardiovascular. A su vez, sirve para reducir el colesterol y el nivel de triglicéridos en sangre de manera natural. Previene ataques cardíacos.
  • Para aumentar la inmunidad: esta especia tiene la capacidad de incrementar la capacidad inmuno moduladora del cuerpo, gracias a varios de sus nutrientes (como ser el zinc, el cobre o los polisacáridos). Es bueno para las personas con defensas bajas por motivos de estrés, antes de un examen o evento importante.
  • Para tratar problemas respiratorios: la cúrcuma se utiliza en Asia para tratar la bronquitis de manera natural, por su acción antiinflamatoria. Es adecuada para el tratamiento de la EPOC, por sus propiedades antioxidantes.
  • Para proteger el organismo de los radicales libres: esta especia de color amarillo nos ayuda a eliminar los efectos nocivos que causan los llamados “radicales libres”, extrayendo del cuerpo todo lo negativo y lo que nos enferma.
  • Para problemas de la piel: usada en polvo, la cúrcuma es muy buena para afecciones como hongos o pie de atleta y para la psoriasis.