jueves, 19 de febrero de 2009

Se ha marchado "La Princesa"


Estoy de duelo.
La "Princesa" ha partido.
Ha dejado el castillo
la hermana de "mi amigo,
Alfonso Saborido"
de Jerez de la Frontera.
Es que era su tiempo
de volver a la mansión
allí donde todo es paz
y descanso eterno.

Ha dejado recuerdos
afectos
su historia, sin duda.
Ya nada le duele
descansa, allí en el cielo.
Una estrella
brillará para Alfonso
una noche de éstas.

La misma
que lo guiará
por tantos cuidados
y amor recibido.
Será una de sus predilectas
y recibirá su brillo.

Nosotros, sus amigos bloggeros
estamos a su lado
aunque él no pueda verlo.
A veces,
los más caros afectos
no están unidos en cuerpo.
Si en alma y espíritu.

21 comentarios:

Mr Bonkei dijo...

Arribé a tus playa sin conocerte, y mi curiosidad marina me hizo recorrer tus playas y con tu permiso, me gustaría recorrerlas más seguido. Ya que encontré en tus letras todas las sensaciones del universo.

Te dejo un saludo y un sentimiento .

mia dijo...

Unidas y en silencio

porque nos queremos

a la hermana de Alfonso

lloraremos!

besos

Liliana G. dijo...

Muy sentido tu homenaje. Toda partida es triste y merece ser acompañada.
Cariños.

Terly dijo...

Igual que si muere una flor
deja donde estuvo su fragancia,
habrá dejado su amor
sin duda la "Princesa"
Su hermano Alfonso
recordará su olor
siempre que piense en ella.
Mis saludos.

Poetiza dijo...

Bello homenaje a quien se nos adelanto en el camino....... Vivira por siempre en el corazon de sus amigos. Te dejo un beso, cuidate.

Hada Saltarina dijo...

Siento mucho esta tristeza! ¿Sabes? Mi madre siempre me ha enseñado una oración que dice. "Dale, Señor, el descanso eterno". Y luego se responde: "Y brille sobre él/ella una luz perpetua". El caso es que yo no acabo de ver que haya que descansar eternamente, auqnue sí momentaneamente; así que, mi oración se ha transformado en ésta: "Dale, Señor, la Vida Eterna".

Muchos besos

QUEMANIA dijo...

Un adios colmado de sentimientos encontrados. Descanse en paz.

aLba (*) dijo...

siempre habra una union...
dos cuerpos no se separan por la distancia...

Fugaz dijo...

La partida de un ser querido es triste y deja un gran vacío. Tal como rindes este homenaje a la hermana de tu gran amigo, seguro que él, sentirá que aunque se haya ido, sigue estando como siempre ahí a su lado.

Besos!

Arantza G. dijo...

Todas las noches se asomará para desearle felices sueños...
Besos

Lobo Atento dijo...

Un besazo para Alfonso en estos momentos. Una despedida siempre es triste. Yo también tengo mi estrella alli en el cielo.

cynthia dijo...

Dentro del dolor.. tus versos llenos de amor .. una hermosa entrega para Alfonso.. mi cariño y respeto...

besos muchos.

mj dijo...

El final es cierto, muy cierto. NO siempre la amistad verdadera está en los que conocemos de cerca, hay gente que sin poder tocarse y abrazarse están unidos por algo tan especial como es el alma y el espíritu.
Yo te dejo un abrazo con todo mi sentir por esa ausencia que bien seguro guardas en el corazón.
mj

Tumulario dijo...

Para Alfonso,
ninguna palabra mía
servira para consolarte,
ningún abrazo sentido,
te ayudara hoy en el camino.

Más piensa al desesperarte,
que pronto llegara el día
en que esos mismos recuerdos,
que rompen tu alma ahora
serán por tí recogidos.

Nunca nos separamos del todo de aquellos a los que hemos querido, seguirán con nosotros hasta nuestro fin, pues viven en nosotros.

Un abrazo

Luis Antonio dijo...

Mis condolencias sinceras

†Tobro InFernaL† dijo...

Todas las Princesas tienen que marcharse?

thoti dijo...

.. las princesas siempre viven..
.. bss y buen fin de semana..

Lourdes dijo...

Triste la partida.
Y muy sentido tu homenaje.

Un beso.

Un loro dijo...

Permíteme que me cuele como un intruso en esta casita, en tu poesía y me emocione como solo pueden hacerlo los loros.
¡Precioso poema!

Un saludo

Laura dijo...

Es precioso lo que has escrito.
sirvas, pues, de portavoz de todos sus amigos bloggeros.
Un beso.

Alfonso dijo...

Muchas gracias Nerina, muchas gracias de verdad por tus palabras. Seguro que ella desde donde esté las puede leer. Me gustaría poder escribirte cosas bonitas, contestarte como te mereces, pero dáme tiempo. Me tengo que reponer de su partida. Esta tarde estuve todo el rato en el mar, mirando las olas y me relajé mucho. Un abrazo, Alfonso.