viernes, 8 de julio de 2011

Pedí una "una alegría grande"

Y la recibí.

Caminaba a casa, luego de una jornada de trabajo. El frío acosaba y las calles ya se iban quedando mudas de seres que transitan . Me esperaba mi nido tibio, mi cena hecha con mis manos y esa máquina que me invita a estar conectada a los amigos, la palabra y la poesía.

Mi abrigo, los guantes, chalina de alpaca que encontré una noche doblando una esquina, impecable, pero la recibí como desde una estrella seguramente.

Caminaba rápido, como lo hago siempre y allí fue, cuando inicié mi charla con "El Cielo".

Necesito una "Gran alegría" - expresé, - mirando al firmamento. Y allí el Universo se conspiró y se cumplió mi anhelo.

Un lunes en mi espacio de radio, con invitados , el director de "Nuestra Raíces" y otro integrante, me dieron el regalo." Acompañarlos en su gira a Europa". Esto de mi chispa siempre, la alegría que me representa en mis días. La que me sostiene en mi existencia. Mi amiga.

El regalo tenía papel de brillo y cintas de raso. Dentro había mas regalos, acciones de amigos únicos, una a una, apuntalando a Nerina, que sumaron para llegar a compartir este tiempo. Y lo agradezco.

Sé además, que los mismos, recibirán multiplicado sus regalos, por eso de dar sin límites.

Pidan, con el alma, pidan lo que anhelan, - "El Cielo" escucha, jamás se muda, siempre que sea para bien nuestro. Cuando no hay respuesta, no se enfaden, - comprendan - no corresponde en ese tiempo.

Esperar también es parte del aprendizaje. Es todo un ejercicio.

Agradezco "MI FE" inquebrantable, que siempre me hace ver la evidencia de lo que no se ve.

A mis maestros, que son tantos y me fueron enseñando a vivir.

Qué?

Sembrar

Dar

hasta que duelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

renunciar por los otros a veces

"esperar"

Amar sin límites, hasta cuando alguien se enfada conmigo y bendecirlo siempre. A él o a las distintas situaciones.

Registrar al otro.

No negarle a nadie lo que pide, sabiendo que podemos cubrir sus necesidades. Asi haya que pedir para ello.

El regocijo que se siente, al hacer feliz al otro, es maravilloso!!!

Obra de la MISERICORDIA que siempre tuvo el PADRE conmigo.

Pedí una alegría grande y la recibí.

Nerina Thomas

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta ese desprendimiento interior que va en busca del otro con las manos cargadas de fe y esperanza.
Me gusta, querida amiga, Un abracito
Betty Badaui

Anónimo dijo...

Celebro tu espiritualidad comprometida con la vida querida Nerina !! Abrazo afectuoso y muchas bendiciones, Alfredo Lemon

Rosa Lía dijo...

Neri: pide y se te dará. Caminar la senda del perdón y ser feliz con las pequeñas alegrías de todos contribuye al engrandecimiento. Abrazos de luz amiga.
Rosa Lía

Anónimo dijo...

Este texto te pinta como una bella persona. Por eso te fue concedida la alegría grande. Liliana Reinoso

Máximo Ballester dijo...

Este texto te lo leí y me encanto y ... ¡Me alegró!
Un abrazo grande, Nerina.

Leo dijo...

La lectura de este post. lleva impregnado belleza del alma. Gracias por dejarlo, muy sentido y expresado de forma llana.
Abrazos Nerina.
Leonor

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!!!
Tomando unos mates amargos, estoy visitando a mis amigos de la cibernética.... y llegue a tu espacio, ¿como estas tanto tiempo si estar????, jamás me olvide.
Un abrazo de oso.

A.Dulac dijo...

Hoy he entrado por primera vez, con su permiso curiosearé ,espero poder disfrutar y aprender como en esta primera lectura donde se desnuda un poco el alma por generosidad.Saludos de A.Dulac

Ricardo Miñana dijo...

Me alegro recibieras esa gran
alegría.
feliz semana.
un abrazo.