lunes, 10 de noviembre de 2008

Mi taller con Cata y otras almas







Por amor, fui invitada a este grupo de almas reikistas.En él todo es una fiesta.Por la alegría del encuentro.Cada semana, nuestra guía con esa mirada calma , del color del mar y del cielo - sus ojos- nos sonríe con ellos al ir incorporándonos para juntos desmembrar el interior de nosotras mismas.
El material a desarrollar, siempre es rico y cada una ve en su espejo la tarea.Allí el alma se desnuda lentamente, para ir dándonos cuenta, que cosas son las que no tenemos en cuenta para así hacer cada jornada, la mejor. En el aquí y ahora.
La alegría es invitada siempre.La tristeza,cuando alguno no pudo desahacerse de ella poco tiempo nos acompaña y de inmediato huye , pues con nuestras vibraciones se queda ciega.
Somos adultos, que transitamos un camino de luz desde hace tiempo. Como somos humanos estamos aprendiendo y en cada prueba, en cada final nuestros codos y nuestras almas se unen para crecer juntos.
El amor es el común denominador sin duda . Aquí, no existe discriminación de ningún orden.
Somos esos niños, jugando con patrones viejos y trasmutandolos para recordar, que todo cambia, todo gira y todo cierra.Por ello de la inocencia interna, que nos deleita en cada uno de los encuentros.
Las meditaciones son profundas. Las respuestas, que nos elevan a distancias increíbles siempre y vamos atesorando tanto saber habiendo estados dormidos, mucho tiempo.
Los encuentros con Cata y otras almas, nos enriquecen a todos. Sin tarjeta de crédito , sin movilidad propia, tan sólo con los vuelos de primera clase entre la tierra y el cielo.

2 comentarios:

¸.•*♥¸.Angy¸.•*♥¸. dijo...

Que interesante, un lugar donde puedes descargar tensiones, pasando una tarde agradable, en grupo, compartiendo inquietudes semejantes.


Un abrazo

Juan dijo...

Cuánto me gustaría ser una de esas almas en conjunción con las de ustedes para ir evolucionando juntos. Pero hay que aceptar que cada uno tiene su propio camino.

Un abrazo afectuoso.

Juan Antonio