viernes, 21 de noviembre de 2008

Santiago Kovadloff presentó en Rosario su nueva obra "El enigma del sufrimiento"


Arraigado en un trastorno corporal o provocado por un intenso desequilibrio psíquico, alentado por un amor perdido o una muerte inesperada , el dolor irrumpe para imponernos la brutal evidencia de que ya no somos quienes creíamos ser. Sólo entonces se abre la posibilidad de ser otro.
En estas páginas, Santiago Kovadloff explora esa posibilidad a través de distintos escenarios históricos: bíblico, medieval, el moderno y el actual. Caín, Job,Eloísa, Descartes, la vejez, las Madres de Plaza de Mayo son algunas de las configuraciones que nos brinda para desarrollar su tema. El dolor - nos dice - avasalla al sujeto. El sufrimiento es lo que el sujeto logra hacer con el dolor. Pero no todos los afectados por el dolor pueden cumplir con ese pasaje. No basta el anhelo de hacerlo. Se trata de un don, de una actitud subjetiva que a veces logra manifestarse y otras, no. De allí su condición misteriosa e indócil.
El enigma del sufrimiento es un libro fulgurante, de múltiples resonancias para todo lector. El gran ensayista argentino realiza un nuevo aporte al pensamiento en torno a ese imprevisible proceso, capaz de transportarnos del dolor a un momento de máxima riqueza personal.

8 comentarios:

mia dijo...

Interesante y al parecer acertado,

haré todo por leerlo,gracias

♥♥♥besos♥♥♥

Alfonso dijo...

Nosotros mismos hemos nacido del dolor y del amor. Va junto a nuestra vida entera.
Rosario me ha recordado al niño que yo era y soñaba con Argentina y sus tierras, leyendo De los Apeninos a los Andes...

VIVIR dijo...

Me encantan esas definiciones...

He leido cosas interesantes de Santiago...

Un saludo

TAO dijo...

Santiago es un pensador fascinante.Puedo decir que la materia 'viva', está hecha de dolor. O sea: sin dolor no hay vida.
El hombre, además, tiene inteligencia, poder para trascenderlo. Lo de las madres de la plaza no es dolor, es odio, la energía más destructora que existe. Nadie puede 'crecer' cultivándolo. La vida es la energía cósmica que busca trascender la materia a través de ella misma, ya que el Universo es 'cosa' y nada existe fuera de esa condición de ser.Busca el punto Omega, la perfección de sí mismo: la 'cosidad' ,más el espíritu. No sé que dijo Santiago, pero no puede estar muy lejos de este pensamiento. Saludos: TAO

Lobo Atento dijo...

Me gustan esta clase de libro, que nos hacen reflexionar.
Gracias, no conocía al autor.

Juan dijo...

Nerina

Me gustaría leer el libro del que tratas en este post.

El dolor, tanto el psíquico como el somático, se pueden controlar por medio de la mente, por lo que podremos padecerlo, pero sin sufrimiento.

Un abrazo.

Juan Antonio

¸.•*♥¸.Angy¸.•*♥¸. dijo...

Creo que me gustará mucho ese libro...gracias por la información.


Besitos

Angy

huellas compartidas dijo...

Cuan ciertas sus palabras... el dolor y todo lo que acarrea... con el paso del tiempo, creo que podremos llegar a entender que detrás de las nubes encontraremos ese sol, que brille en lo más alto del cielo...
Gracias por pasar !!
Saluditos